El secreto del glúteo mayor.

Publicado

Si, por ejemplo, eres deportista, llevas una prótesis de cadera, sufres lumbalgia, eres una mujer embarazada o vas a comenzar a realizar actividad física te interesa saber un poco más sobre el glúteo mayor.

En mis sesiones le recalco mucho a los pacientes la importancia de evitar el recurvatum de rodilla. Mantener el desbloqueo de la rodilla es esencial para una buena estática (postura) y biomecánica (movimiento). Hoy veremos uno de los motivos por el cual es tan importante.

El glúteo mayor se estudia como un sólo músculo, pero debes saber que sus fibras profundas son muy diferentes a sus fibras superficiales.

En la teoría GDS (cadenas musculares y articulares GDS), cuya línea de tratamiento usamos en nuestro centro para el beneficio de los pacientes, las fibras superficiales del glúteo mayor pertenecen a la cadena PL (postero-lateral), mientras que las fibras profundas pertenecen a la cadera PM (postero-mediana).

Este detalle nos revela que el glúteo mayor es un músculo importante, punto de enlace entre dos de las 6 familias de músculos que, según GDS, se disponen en nuestra anatomía.

Pero el glúteo mayor no es sólo importante por eso. ¿Sabías que los antropólogos pueden diferenciar entre la pelvis de un cuadrúpedo a la de un bípedo gracias a las huellas grabadas en el sacro y los ilíacos por el glúteo mayor?

Sobre todo las fibras profundas del glúteo mayor juegan un papel esencial en nuestro pasaje de la cuadrupedia a la bipedestación.

Antes de comenzar recordaremos que la pelvis está formada por tres huesos: ilíaco derecho, ilíaco izquierdo y sacro. Además recordaremos que la cadera es la articulación entre la pelvis y el fémur.

 

Fibras profundas del glúteo mayor (PM).

La función de estas fibras es mantener el sacro en su correcta posición entre los huesos ilíacos, evitando su horizontalización.

Además. las fibras profundas del glúteo mayor, junto con los músculos semimembranoso y semitendinoso mantienen la verticalidad de toda la masa pélvica.

Esta función es posible si las fibras profundas del glúteo mayor pueden disponer de un punto fijo femoral. Es decir, sólo será posible si mantenemos la rodilla desbloqueada (evitando la extensión completa o recurvatum de rodilla).

De ahí la importancia de llevar la rodilla en su correcta posición, con un ligero desbloqueo.

Si cuando nos quedamos parados de pie nuestra tendencia es a extender del todo la rodilla o incluso estirarla más de lo debido, es decir, hacer recurvatum, estaremos bloqueando la función de las fibras profundas del glúteo mayor.

¿Qué ocurre entonces? El sacro pierde su correcta posición entre los ilíacos, se desplaza hacia la horizontal, dejando las articulaciones sacroilíacas mal colocadas.

Utilizando una expresión sencilla aunque no veraz del todo, podemos decir que las sacroilíacas quedan algo “holgadas”.

Por lo tanto estas fibras realizan una función estática, como ya he dicho, importantísima para nuestra correcta bipedestación.

Que las fibras profundas del glúteo mayor no realicen su función estática nos deja un terreno predispuesto a sufrir dolor lumbar o espondilolistesis y/o espondilolisis, por ejemplo.

 

Fibras superficiales del glúteo mayor (PL).

Por el contrario las fibras superficiales realizan una función dinámica haciendo posible la extensión de la cadera.

En este caso el punto fijo es la pelvis, y gracias a él podemos subir escaleras, correr, bailar, … El glúteo mayor también realiza rotación externa de la cadera.

Estas fibras a veces trabajan en cuerda de arco, esto quiere decir que traccionan del fémur hacia la extensión de cadera y del ilíaco hacia la nutación.

Si esta tensión se mantiene en el tiempo la extensión excesiva de la cadera intenta ser corregida por los psoas ilíacos dejándonos un terreno predispuesto a sufrir psoitis.

En estos casos muchos fisioterapeutas confunden el tratamiento intentando relajar o estirar el psoas ilíaco, cuando la causa está justo detrás, el psoas está en una contracción de defensa, quiere recuperar la buena posición de la cadera, él no es el problema.

Hasta que no relajemos y demos el buen punto fijo al glúteo mayor el psoas ilíaco seguirá trabajando de más.

 

¿Qué error cometemos al entrenar este músculo?

Ya sea que eres deportista, que vas a clases de preparto, que estás yendo a rehabilitación por una operación de cadera o que quieres comenzar a realizar actividad física casi siempre se comete el mismo error a la hora de trabajar el glúteo mayor.

Solo se tiene en cuenta su función dinámica y se entrena realizando extensión de cadera solamente.

Dar conciencia al paciente de la zona de sacro, su correcta posición, cómo le afecta a otras zonas y estimular la función estática de las fibras profundas del glúteo mayor es esencial para el progreso adecuado de los pacientes.

 

¿Qué ejercicio puedo hacer?

Un ejercicio sencillo para trabajar las fibras profundas del glúteo mayor es tumbarte en supino (boca arriba) con las rodillas flexionadas y los pies apoyados en el suelo.

Una vez colocado así realiza una báscula de la pelvis hacia la retroversión (llevar el pubis hacia el ombligo, o hacia la cara, o hacia el techo, …) de tal manera que notes que la zona lumbar queda pegada en el suelo.

Si haces ese movimiento y vuelves a tu posición de partida un par de veces notarás que una parte del glúteo, la más cercana al sacro, se activa.

La idea es realizar ese movimiento pensando en colocar la última vértebra lumbar (L5) en el suelo, sin llegar a levantar los glúteos.

Si quieres acompañarlo de respiración te aconsejo que cojas aire cuando pegues la lumbar en el suelo y lo sueltes al volver a la posición inicial.

 

Fisioterapia global.

Como ves, es importante saber las relaciones que tienen las familias de músculos de nuestra anatomía, por dónde pasan, dónde se cruzan, qué músculos comparten, cúal es su correcta posición, …

De esta manera entendemos mejor qué está ocurriendo en la anatomía del paciente y cual es la mejor manera de devolverle su adaptabilidad.

Dispones de todo esto y mucho más en nuestros tratamientos. Si te interesa la fisioterapia global, si sufres de alguna patología musculoesquelética, si has tenido recidivas de alguna lesión, o si simplemente quieres mantener tu bienestar pide una cita.

 

¡Te esperamos!